Arriba  Menú
Blog sobre recuperación de datos

Los básicos del almacenamiento y recuperación de datos

Síganos en redes sociales:

NAS: maneras de evitar la pérdida de datos

Un NAS (Almacenamiento conectado en red o Network Attached Storage en inglés) es un dispositivo autónomo complejo que está equipado con todo lo necesario no sólo para almacenar datos sino también para compartirlos y, en caso de algunos modelos, incluso para transmitirlos. Gracias a que son convenientes de usar y brindan numerosas posibilidades, los dispositivos NAS se han vuelto populares entre diferentes grupos de usuarios, desde los regulares hasta aquellos de pequeñas oficinas y clientes corporativos.

Generalmente, todos los propósitos con los que se utilizan los dispositivos NAS se pueden dividir en tres categorías:

  • Hacer copias de seguridad de datos. Es poco probable que encuentre una mejor solución para hacer copias de seguridad regulares. Dichos dispositivos brindan un espacio de almacenamiento adicional para su archivo de datos. Además, a diferencia de la nube proveída por una empresa tercera, un NAS está siempre a mano y bajo su control.

  • Compartir datos. Ya se encuentren en el hogar o en una oficina, los servidores NAS pueden comunicarse con otros dispositivos. A través de la red de área local (LAN), un pequeño servidor de archivos proporciona acceso a sus datos a todos los dispositivos informáticos conectados a esta LAN. Además, se puede acceder al dispositivo desde cualquier parte del mundo a través de la interfaz de usuario basada en el navegador web.

  • Transmitir datos. NAS es un almacenamiento inteligente. Cuenta con su propio sistema operativo que asegura la compatibilidad con los servicios de medios locales como iTunes o DLNA. Como resultado, se convierte en una fuente de reproducción directa de música y vídeos o presentación de imágenes. Los dispositivos NAS también se pueden utilizar para los componentes de la Internet de las cosas (IdC) o de los sistemas de control de hogares inteligentes.

Como dispositivo independiente, un almacenamiento NAS está provisto de su propia CPU (es decir, procesador), memoria y componentes de disco duro. Los dispositivos NAS pueden incluir uno o más discos que se pueden extender en función del modelo. Múltiples discos de los almacenamientos NAS normalmente se ensamblan en un sistema RAID. Existe una gran cantidad de configuraciones de RAID, cada una con un esquema de organización de datos específico. Modificando la configuración, puede lograr un buen balance entre el rendimiento del almacenamiento, la capacidad general y la fiabilidad del dispositivo.

Los almacenamientos NAS disponibles en el mercado de TI moderno están dirigidos a tres principales grupos de usuarios:

  • Para usuarios con conocimientos técnicos avanzados. Un buen ejemplo de NAS desarrollado para esta categoría de usuarios es Buffalo, un servidor de archivos provisto de una interfaz técnica.

  • Para usuarios con conocimientos técnicos de nivel medio. Los proveedores orientados a este grupo de usuarios son, por ejemplo, QNAP y Synology.

  • Para usuarios sin conocimientos técnicos. Drobo ofrece una solución NAS completa que no revela las entrañas del almacenamiento a los usuarios.

Los dispositivos NAS están sujetos a todo tipo de pérdidas de datos típicas de otros medios de almacenamiento, incluyendo, pero no limitado a fallos lógicos del sistema operativo, ataques de virus y software malicioso o eliminación accidental de archivos. Al mismo tiempo, los almacenamientos NAS son propensos a sufrir casos específicos de pérdida de datos, como aquellos provocados por los errores del operador durante la reconfiguración de RAID o por la adición incorrecta de nuevos discos a la caja de NAS, así como por los fallos del software de NAS o actualizaciones defectuosas, etc.

Examinemos en detalle cada uno de los posibles daños lógicos de un almacenamiento NAS.

Las causas más comunes de pérdida de archivos de un NAS

Ignorancia del usuario

Dependiendo del proveedor, un almacenamiento NAS puede permitir o no permitir que el usuario elija o cambie sus configuraciones. Los modelos profesionales, como, por ejemplo, Buffalo, brindan un amplio conjunto de opciones, mientras que los productos como Drobo no dejan al usuario configurarlos. Supongamos que tiene acceso a los ajustes.

Hay varias formas de organización de datos en un dispositivo NAS. Primero, cabe resaltar que este tipo de almacenamiento puede constar de un solo disco duro o de varios discos no organizados en un sistema. Desde esta perspectiva, no se distingue mucho de una computadora personal, excepto a que no tiene pantalla, ni teclado, ni ratón.

Por otro lado, las unidades de NAS se pueden reunir en un RAID. Una amplia variedad de configuraciones RAID permite crear un almacenamiento NAS redundante o no redundante. Los niveles RAID 0 y JBOD de RAID no son redundantes. Sus esquemas de asignación de datos mejoran el rendimiento del almacenamiento en general, pero no contribuyen a la mejora de la seguridad de los datos, porque no utilizan la duplicación de datos (mirroring en inglés) ni la información de paridad, una suma de verificación especial que se utiliza para detectar la información faltante en caso de pérdida o ilegibilidad. Un NAS redundante se considera una solución más fiable debido a la aplicación de las tecnologías de paridad o duplicación. Al mismo tiempo, su usuario pierde algún porcentaje del espacio de almacenamiento que en este caso se dedica a la información de paridad o a la copia de datos.

Es usted quien decide si desea aprovechar al máximo el espacio y crear un almacenamiento no redundante o si desea correr menos riesgo e invertir en la fiabilidad asociada con la configuración redundante. En ambos casos, los expertos en recuperación de datos le recomiendan controlar el funcionamiento de su almacenamiento de archivos. En el caso de un NAS lineal o no redundante, tenga en cuenta, por favor, que sus componentes no son eternos. Además, algunos fabricantes pueden equipar sus cajas con discos de baja calidad. Los recursos del disco duro también pueden agotarse con el paso del tiempo. En referencia a los NAS redundantes, asegúrese de reaccionar a tiempo a sus mensajes y nunca ignore la necesidad de reemplazar una unidad NAS dañada.

Si la situación implica la asistencia del equipo de soporte de NAS, infórmeles del hecho de que sus datos son importantes y pídales que hagan una copia de seguridad.

Corte de luz

Al igual que otros dispositivos de almacenamiento, los NAS también son vulnerables a las fluctuaciones de voltaje y los cortes de energía. Los últimos pueden dañar gravemente el sistema y provocar la pérdida o corrupción de los metadatos de RAID. Las consecuencias más evidentes de la pérdida de metadatos son:

  • Fallo de volumen. Si no puede encontrar la carpeta compartida en la interfaz web del almacenamiento, esto puede deberse a un fallo de volumen.

  • Modo degradado. Si uno o más discos están fuera del sistema, un NAS puede cambiar al modo degradado.

  • Pérdida de tabla de particiones. Si un RAID no arranca en absoluto, esto puede significar que el daño de sus metadatos ha provocado la pérdida de la tabla de particiones.

En cualquiera de los casos mencionados anteriormente, debe sacar los discos de la caja del NAS, conectarlos a una computadora uno por uno e iniciar Recovery Explorer para recuperar sus datos. Para que el almacenamiento conectado en red vuelva a funcionar, primero hay que reemplazar las unidades dañadas y, sólo después de esto, reconfigurar el almacenamiento con un nuevo RAID a través de la interfaz web. En el caso del fallo de arranque, debe restablecer la configuración del almacenamiento a la predeterminada por el fabricante.

Se puede proceder a las manipulaciones con la caja de NAS sólo después de que se hayan recuperado todos los archivos necesarios.

Actualizaciones del firmware

NAS Firmware update

Al enfrentarse al problema de un fallo o una condición de emergencia de un almacenamiento NAS, los usuarios suelen contactar con el equipo de soporte del fabricante del dispositivo. Una de las formas de resolver el problema es actualizar el firmware. Esta es una buena manera de hacer que el almacenamiento funcione de nuevo, pero, al mismo tiempo, puede causar la pérdida de todos los datos almacenados en el dispositivo. Las actualizaciones pueden traer modificaciones incompatibles con los antiguos métodos de almacenamiento de datos. Para lograr que el dispositivo vuelva a funcionar, el sistema puede decidir reconfigurar el firmware del NAS al establecer el disco en cero y formatear la unidad para luego crear un nuevo sistema de archivos.

Por favor, no realice ninguna manipulación con el fin del cambio del firmware del dispositivo o sus configuraciones antes de hacer una copia de seguridad de todos los archivos cruciales. Si el almacenamiento no le deja hacer una copia de seguridad de sus datos, por favor, visite un centro de recuperación de datos.

Expansión de la capacidad de almacenamiento

NAS storage capacity expansion

No es un secreto que la cantidad de datos que almacenamos crece constantemente, por lo que necesitamos cada vez más espacio de almacenamiento. Así surge la necesidad de actualizar los dispositivos de almacenamiento, pero siempre se debe hacer con mucho cuidado.

El proceso de extensión de la capacidad de almacenamiento sobrecarga los discos. Un almacenamiento NAS cambia al modo de reconstrucción de RAID, lo que implica la realización de tareas adicionales. Además, la reconstrucción de un RAID es un procedimiento de larga duración que requiere condiciones de trabajo estables. Los cortes de electricidad o las fluctuaciones de voltaje pueden provocar fallos fatales del NAS. Se recomienda conectar el dispositivo a una fuente de alimentación interrumpida (UPS) y evitar que se realicen las operaciones de lectura de datos durante el proceso de reconstrucción del almacenamiento.

Cambio de las configuraciones de un NAS

Changing NAS configurations

Los usuarios pueden necesitar cambiar las configuraciones de medios de almacenamiento por varias razones: para construir un RAID, para aumentar la capacidad de almacenamiento, para configurar un RAID redundante, etc.

Por otro lado, no todos los proveedores de NAS permiten modificar el esquema de NAS sobre la marcha y sin poner en peligro los datos del usuario. Aquellos que no lo permiten (Buffalo, por ejemplo), no pueden garantizar que los datos del usuario se preserven después del cambio de la configuración de la unidad de red. Incluso aquellos que permiten hacer modificaciones seguras de NAS (como, por ejemplo, Drobo) no pueden garantizar al 100% la imposibilidad de los fallos.

El proceso de cambio de configuraciones puede presentar un serio peligro, ya que todas las modificaciones se realizan en un sistema activo. Si por alguna razón más de un disco de RAID 5 o más de dos discos de RAID 6 fallan durante el proceso de reconstrucción, el volumen se volverá inaccesible y sus datos no se podrá leer nunca.

Otro factor de riesgo es un corte de energía que puede ocurrir antes de que se complete la actualización, y es que puede ocurrir incluso por descuido, por ejemplo, usted puede tropezarse con el cable al pasar. Esto puede provocar el fallo del controlador de RAID. En este caso, todo el procedimiento fallará, el volumen de almacenamiento se volverá inaccesible y, en vista de la configuración compleja de RAID, se presentarán problemas del firmware. Cuanto más grave sea el problema de pérdida de datos, menos centros de recuperación de datos podrán solucionarlo.

Tenga en cuenta, por favor, que la reconstrucción de un NAS se realiza en tiempo real y en un almacenamiento encendido. Evite usar el dispositivo durante el procedimiento. Cuanto menos sobrecargado esté, más pronto se completará el procedimiento y menos tiempo se quedará para los fallos posibles.

¿Cuáles son las condiciones seguras para el trabajo con un NAS?

A pesar de que los NAS se anuncian como una solución segura para almacenar datos, no se olvide que aún pueden fallar tanto al nivel físico, como al lógico. Al trabajar con los NAS no redundantes, se debe prestar mucha atención a las unidades dañadas. Y en el caso de los redundantes, hay que leer atentamente las advertencias sobre el espacio de almacenamiento y de inmediato reemplazar cada disco dañado.

En general, en la etapa inicial de la configuración de almacenamiento, recuerde que puede utilizar la capacidad de almacenamiento a costa de la seguridad. Los expertos de SysDev Laboratories consideran los niveles RAID 5 y RAID 6 los más fiables y mucho más prometedores desde la perspectiva de la recuperación de datos.

Por lo tanto, siempre debe pensarlo dos veces y programar copias de seguridad regulares.